Tipos de contabilidad

Se puede clasificar según diversos criterios, las principales son:

De acuerdo al sector de aplicación

Contabilidad pública: esta se encarga de controlar y llevar registro de las operaciones económicas que se realizan las instituciones del estado y las empresas estatales de carácter público. La misma gestiona la solidez financiera de un país, para que sus recursos sean utilizados de la mejor manera, evitando el derroche y los desfalcos al estado.

Contabilidad privada: Se lleva a cabo en las fábricas, comercios o cualquier ente privado con gran carácter económico, es decir, empresas que se encuentran en manos de particulares.

De acuerdo a la información que maneja

Contabilidad financiera:
La contabilidad financiera recolecta y transmite información del estado financiero de una empresa. Demuestra estados contables a terceros, como los dueños, accionistas, gerentes, socios, inversionistas, organismos públicos y al público en general.

Esta se usa para conseguir de forma estructurada y sistemática información cuantitativa expresada en unidades monetarias. Muestra la situación financiera de la empresa por medio de los balances que tenga en pérdidas y ganancias.

Generalmente la contabilidad financiera ofrece a personas ajenas a la empresa a datos como: liquidez, solvencia, ciclo de caja, rentabilidad económica, rentabilidad financiera y apalancamiento.

Contabilidad administrativa:
Esta se utiliza para evaluar, identificar y proporcionar información sobre la actividad económica de un ente jurídico que se centra en los aspectos internos de la empresa y la información recopilada no debería salir de la misma.

Los informes de esta contabilidad son utilizados por la gerencia y los propietarios para evaluar los resultados obtenidos, de tal modo que se pueda comparar el pasado, el presente y el futuro. Permitiéndoles juzgar la efectividad de las políticas y estrategias en el cumplimiento de las metas y objetivos.

Recopila la información sobre las operaciones, gastos e ingresos, que permitirá conocer la rentabilidad general y por departamentos de la empresa.

Contabilidad fiscal:
Se encarga del registro y la elaboración de informes relacionados con las declaraciones y pagos de impuestos.

Se basa en leyes específicas, que definen el modo de llevar la contabilidad fiscal, según los criterios instaurados por la legislación del país. Se hacen registros e informes de los movimientos económicos de la empresa (ingresos, egresos, inversiones, deducibles) para ser demostrados ante la autoridad fiscal y determinar la cuantía de los impuestos a pagar al fisco.

Contabilidad de costos:
Es necesaria y utilizada por empresas industriales, que requieren la determinación de los costos unitarios en la producción para fijar el precio de venta.

Esta contabilidad clasifica, contabiliza, distribuye, los costos corrientes y en perspectiva involucrados en el proceso productivo y desempeño de la empresa.

En general informes presentados sirven para: Medir la utilidad y evaluar el inventario, Fundamentar la planeación y la toma de decisiones y llevar el control administrativo de las operaciones y actividades de la empresa, determinando un punto de equilibrio entre las ganancias obtenidas y las pérdidas.

Aplica diversas técnicas para vigilar y controlar los costos por lo que dentro de los tipos de contabilidad se establece como el más adecuado a las preocupaciones de las empresas fabricantes de productos y servicios.

De acuerdo a la actividad empresarial
La contabilidad establecida en las actividades desarrolladas por la empresa, une la contabilidad administrativa y la contabilidad de costos. Ya que se ocupa de clasificar y operar las cuentas de las actividades desempeñadas con el objetivo de mejorar la productividad de la empresa.

Contabilidad industrial:
Es aquella contabilidad destinada a la realización de conteo, registro y estimación de los costos de producción, ingresos, egresos, desempeño y producción de la empresa. Es ideal para controlar contablemente aquellas industrias que se dedican a la transformación de la materia prima en productos terminados.

Contabilidad comercial:
Se dedica al control de aquellas empresas cuya actividad principal consta de la compra y venta de algún producto o mercancía específica, bien sea al menudeo o mayoreo. Es la contabilidad se encargada del reconocimiento de los procesos económicos de las empresas del ramo comercial, lleva el registro de los negocios, ingresos, egresos, inversiones y demás operaciones económicos y financieros que realiza un comercio por periodos de tiempo establecido.

Contabilidad de servicios:
Se dedica al controla de aquellas empresas que dedicadas a prestar algún tipo de servicio útil a la sociedad. Está enfocada a efectuar evaluaciones financieras dentro de la empresa que presta uno o varios servicios, como por ejemplo: empresas del ramo hotelero, empresas que prestan servicios financieros, (bancos, casas de cambio y casas financieras), empresas que prestan servicios médicos (clínicas, hospitales, centros de rehabilitación), empresas que prestan servicios educativos (colegios, guarderías, universidades). La misma es aplicable a todos los tipos de organizaciones o industrias de servicios, definidas o concebidas de distintas formas.